His Royal Airness: El hombre que camino en el aire.

Por Publicado en 0 2 M lee 110 puntos de vista

El talento de Michael Jordan fue evidente desde el principio, pero su coronación oficial como el rostro de la NBA comenzó en 1988, a sus 25 años, en su propia casa y derrotando a su némesis de años anteriores, Dominique Wilkins. Usando los Jordan III “White Cement”, Jordan culminó su actuación ganadora con una clavada perfecta desde la línea de tiros libres, una de las imágenes definitorias de su carrera y emblemáticas para lo que sería el legado del mejor deportista de la historia.

 

Sin duda una imagen inspiradora y memorable donde se muestra que el hombre puede volar.

La fenomenal clavada todavía está en la memoria de los fanáticos del baloncesto en todo el mundo y nadie imaginaría lo que se avecinaba y la importancia que tendría este salto.

 

Esa edición del juego de estrellas fue inigualable. MJ fue el MVP del All Star Game de ese año, ganador del concurso de clavadas con 147 de 150 puntos posibles, calzaba uno de sus pares legendarios como es el J III que ayudarían a Mike a saltar a la fama sin precedentes.

Peter Moore (que diseñó el Air Jordan I y ayudó en el II) fue despedido de Nike, al igual que Bruce Kilgore; cuando se fueron, Peter y Bruce estaban tratando de convencer a Michael de dejar a Nike con ellos, y bueno, MJ dijo que no.

El Air Jordan III fue lanzado originalmente en 1988. Fue el primer modelo de Jordan diseñado por la leyenda, Tinker Hatfield. Se despidieron del ‘Wings’ logo y presentaron el icónico “Jumpman” con el que todos estamos familiarizados hoy. Además, también fueron los primeros Air Jordan en mostrar el aire visible y el “elephant print” en el toebox y el talón, algo bastante innovador para finales de los 80.

via @jumpman

 

Michael quería un zapato ligero, con mucha durabilidad. Entonces, con el Air Jordan III ambos decidieron convertirlo en un mid top. El primero en ese estilo que se ve en la línea de Air Jordan.

via @jumpman

 

via @jumpman

 

La estrategia de venta de Nike fue simple, y genial. Tenían a Michael y a Mars Blackmon (Spike Lee). Después de ver estos divertidos comerciales, todos quisieron salir y comprarse un par que fue el primero en venderse por $100 dólares, una fortuna para esa época.

Lo demás es historia y el legado de Jordan continúa hasta nuestros días.

¿Qué sería de Jordan sin ese salto?

 

 

 

 

 

 

Legendary Kicks
signature

Comparte este artículo

Sin comentarios aún.

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *